¿Qué es el lipolifting?

¿Alguna vez has oído hablar sobre el lipofilling? El nombre es raro, pero entender en qué consiste esta técnica es sencillo. También conocida como lipoestructura, la cirugía plástica utiliza esta técnica cada vez más popular para extraer grasa de un paciente y después inyectarla en la zona que se quiere tratar.

 

 

La grasa es el medio más natural para corregir depresiones, cicatrices, mejorar las secuelas de la liposucción, aumentar el volumen de zonas como las mamas y los glúteos o rellenar zonas de la cara (mesoplastia, rellenos de surcos…). En Clínica Dexeus Samper te contamos todo sobre el lipofilling:

 

Técnica en 3 pasos

  1. Primero se extrae la grasa mediante una liposucción bajo anestesia local y sedación. Es decir, se identifica la grasa y se retira de las partes específicas del cuerpo que la paciente tiene en exceso o quiere reducir. Generalmente se usa la grasa de debajo del ombligo, piernas o michelines, dependiendo de las preferencias del paciente.
  2. Una vez extraída, se separan las impurezas y toxinas de la grasa. Esto se hace mediante una máquina de centrifugación o depuración mediante limpieza con suero, para separar la grasa de otros productos que no interesan (sangre, líquidos…).
  3. Por último, el tejido obtenido se coloca en el área deseada por la paciente mediante micro cánulas muy finas. Este proceso se hace lentamente y en pequeñas cantidades para conseguir un efecto completamente natural.

 

¿En qué casos se realiza?

La técnica del lipofilling puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo. Piernas, glúteos, torso… Sin embargo, la cara suele ser la zona más común, con el objetivo de combatir el envejecimiento facial. Estos son algunos de los casos más demandados:

  • Para corregir pómulos hundidos.
  • Corrección de ojeras y bolsas.
  • Pérdida de volumen facial.
  • Eliminación de marcas y cicatrices.

 

Mínimo riesgo de rechazo

Que nuestro cuerpo rechace un injerto o prótesis es una posibilidad. Sin embargo, en el lipofilling ese riesgo se reduce considerablemente. La gran ventaja de utilizar injertos de la propia grasa del paciente es que casi no hay posibilidad de rechazo.

 

¿Se nota mucha diferencia en las zonas donde se saca la grasa?

En el caso de que se extraiga una cantidad muy pequeña de grasa, a penas notarás diferencias. Pero algunos pacientes aprovechan la oportunidad para realizar una lipoescultura o liposucción avanzada de alguna zona.

 

El lipofilling es una técnica muy segura y tiene excelentes resultados en manos de un buen cirujano. En la primera consulta con el Dr. Samper podrás conocer de primera mano los detalles del procedimiento.

 

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce − cinco =